Todo sobre la versión previa de Windows 8.1

Todo sobre la versión previa de Windows 8.1

Hace poco más de dos semanas, Microsoft lanzaba la versión previa de Windows 8.1. Desde el 26 de junio de este año está disponible para Windows 8 y Windows RT a través de la tienda Windows Store para usuarios particulares. Al ser gratis, muchos usuarios han decidido instalarla en sus equipos, aunque no sea la versión definitiva. De hecho, no será hasta finales del mes de agosto cuando los integradores puedan acceder a la versión final. Esta versión previa no es estable, como muestra está el parcheo que Microsoft ponía en marcha una semana después del lanzamiento, con diversas actualizaciones relacionados con Windows RT 8.1 Preview, que solucionan problemas con Internet Explorer 11 y con las aplicaciones estilo Metro, que se colgaban nada más abrirlas, entre otras cuestiones.

Esta nueva versión previa amplía las posibilidades de personalización, especialmente de la pantalla de inicio. Ahora el usuario puede elegir ir directamente al escritorio en lugar de a la pantalla de inicio. El botón de inicio, desparecido en Windows 8, se han recuperado en esta versión previa. Además dispone de más opciones a la hora de colocar las aplicaciones estilo Metro. Igualmente se ha mejorado el módulo de PC Settings que duplica el panel de control. Para los dispositivos y equipos con pantalla táctil, también se han añadido nuevas capacidades para el teclado en pantalla.

El nuevo navegador Internet Explorer 11 es otra de las grandes novedades, con avances importantes en la seguridad y en la usabilidad. En la interfaz moderna, se pueden abrir más de una decena de páginas a la vez. Además IE 11 sincroniza las páginas entre Windows 8.1Windows Phone. Es compatible con WebGL y SPDY, que permiten que los sitios web puedan usar gráficos en 3D y conexiones más rápidas.

Otro aspecto destacable de la versión previa de Windows 8.1 es la integración con el servicio de almacenamiento en la nube SkyDrive. Antes, en Windows 8, era necesario ejecutar una utilidad para sincronizar los ficheros alojados en SkyDrive con los existentes en el ordenador. Ahora, en cambio, la sincronización está integrada dentro del sistema operativo, y los ficheros se pueden guardar directamente en SkyDrive. La búsqueda integrada es otro de los avances: basta con introducir una sola búsqueda para conseguir resultados procedentes del ordenador, de las aplicaciones y de la web. Los de Redmond han aprovechado para rediseñar su tienda Windows Store, con el objetivo de facilitar la localización y la descarga de nuevas aplicaciones.

De todos modos, hay que tener en cuenta que Windows 8.1 Preview no se puede desinstalar. La única manera de volver atrás es borrar completamente la instalación y sustituirla con una copia de seguridad creada previamente. Microsoft reserva algunas funciones para la versión final de Windows 8.1 que todavía no ha podido incluir en la previa, como las mejoras de clientes de correo electrónico.

  • Acus-brial-banner
  • Acus-brial-banner
  • Acus-brial-banner
  • Acus-Prodim
  • Acus-Prodim
  • Acus-Prodim
  • Acus-Prodim
  • Acus-Prodim
  • Acus-Prodim
Back to top